Saktar a contenido
Alerta: Para mejorar la experiencia del usuario en este sitio utilizamos cookies.

Estos son los 10 principales beneficios de la lactancia materna

Para muchas madres, optar por la lactancia materna es una decisión muy consciente. Claro que elegir entre darle a tu bebé el pecho o leche de fórmula es una decisión que te corresponde a ti. Para quizás aún tienes dudas y quieres saber más sobre los beneficios que ofrece la lactancia materna. Si es así, ¡sigue leyendo!

 

Lactancia materna beneficios

Los beneficios de la lactancia materna para la madre

La lactancia materna no solo es saludable para tu bebé. También te aporta beneficios a ti como madre.

1. La lactancia materna ayuda a tu cuerpo a recuperarse

Investigaciones han demostrado que la lactancia ayuda a prevenir hemorragias después del parto. Además, cada vez que le das el pecho a tu bebé, tu cuerpo genera oxitocina. Esta hormona estimula la contracción del útero, hasta que vuelva al tamaño que tenía antes del embarazo.

2. Refuerza el vínculo afectivo con tu bebé

No hay que darle muchas vueltas. La lactancia materna refuerza el vínculo afectivo con tu bebé. Pero no te preocupes: también si le das biberón con leche de fórmula creas un fuerte vínculo con tu pequeño. Al fin y al cabo, le das el mismo calor y sosiego que con lactancia materna. 

3. Adelgazas con mayor facilidad

Tal vez estos kilitos demás después del embarazo se te desaparecen volando, pero tal vez no. Cada mujer es distinta. Sin embargo, es un hecho que tardarás menos en recuperar tu peso original si te decides por dar el pecho. 

4. Ahorras tiempo

La leche materna siempre está disponible y es perfectamente estéril

5. La lactancia materna te hace más sana

Los investigadores coinciden en que la lactancia materna reduce la probabilidad de sufrir osteoporósis, cáncer de pecho y de ovarios

Los beneficios de la lactancia materna para el bebé

La leche materna no es apenas un alimento para tu bebé. Ofrece muchos beneficios para la salud, tanto al inicio como en la vida adulta. 

1. Mayor resistencia

La leche materna está repleta de anticuerpos que le echan una mano al sistema inmunológico. De esta manera, alimentar a tu bebé con leche materna – ya sea directamente del pecho o en biberón, si extraes la leche – reduce el riesgo de que sufra todo tipo de infecciones e incluso alergias.

2. Mejor desarrollo

Además, la leche materna estimula el crecimiento de bacterias intestinales buenas y contiene ácidos grasos insaturados que son importantes para el desarrollo del cerebro. También ha quedado demostrado que la leche materna fomenta la digestión y hasta ayuda en un mejor desarrollo de la dentadura, la mandíbula y el habla.

3. Menos probabilidad de sobrepeso

Los bebés alimentados con leche materna durante al menos algunos meses suelen tener menos probabilidad de sufrir sobrepeso en la infancia y en la vida adulta.

4. Dar alimentos sólidos será más fácil 

Como se alimenta con leche materna, para tu bebé será más fácil pasarse a alimentos sólidos. Esto es porque ya está acostumbrado a los cambios de olor y sabor de la leche materna ya que lo que come mamá, determina en parte el sabor de la leche.

5. Un vínculo que da seguridad

Para terminar, la lactancia materna le brinda a tu bebé una sensación de mucha seguridad y cobijo. Pero como ya hemos dicho antes, también con leche de fórmula puedes generar un vínculo protector. Al fin y al cabo, se trata del momento en sí – por tanto, tómate todo el tiempo para que lo disfrutes.