Saktar a contenido
Alerta: Para mejorar la experiencia del usuario en este sitio utilizamos cookies.

¿Cuál es el mejor momento para extraer leche materna?

Si has optado por la lactancia materna, sin duda prefieres amamantar a tu bebé. Pero por mucho que lo quisieras: el mundo no se detiene. En algún momento se te acabará la baja por maternidad y tendrás que volver a trabajar. Y claro que no puedes seguir posponiendo esta reunión con las amigas. Menos mal que no tengas que privarle tu bebé de su leche materna, porque ¡un extractor de leche es la solución perfecta! Queda la pregunta: ¿Cuál es el mejor momento para extraer leche? Te lo explicamos paso a paso.

 

el mejor momento para extraer leche materna

Extraer leche por primera vez.

Cuando colocas tu bebé en el pecho, la succión genera el llamado reflejo de eyección, mejor conocido como la “bajada de la leche”. Tu cerebro les manda a tus pechos una señal para que empiecen a empujar la leche hacia fuera. Sin embargo, a la hora de utilizar un extractor de leche, en muchas madres este reflejo no se activa por si solo. Por este motivo, el mejor momento para extraer leche por primera vez, es cuando tengas tiempo de sobra para practicar con todo la calma del mundo. Conviene que sepas que ya existen extractores de leche que imitan la succión de tu bebé. ¡Y sí, funcionan!

Extraer leche en distintos momentos

El mejor momento para extraer leche varía de una madre a otra, porque en realidad solo depende del horario en el que sueles darle el pecho a tu bebé. Para la mayoría de las madres, esto viene a ser unas tres sesiones de extracción de leche al día. Por cierto, no te sientas obligada a pasarte de una vez a la extracción de leche. Sin duda, un destete gradual, empezando por darle a tu bebé leche extraída unas pocas veces por semana, es una idea estupenda porque os ayudará tanto a ti como a tu pequeño a que os vayáis acostumbrando al cambio.

Organización, organización, organización

Extraer leche resulta mucho más difícil si te cuesta relajarte o de plano no lo logras. Por esto es importante que organices tu día alrededor de tus sesiones de extracción de leche, y no al revés. Y más aún si no estás acostumbrada.

Consejo: utiliza un extractor de leche eléctrico.

Es probable que tardas un buen rato en encontrar el ritmo de extracción, pero un extractor eléctrico te facilitará la vida bastante. ¿Tienes prisas y quieres extraer leche en un abrir y cerrar de ojos? Existe un programa especial para ello. Si prefieres aprovechar tus sesiones de extracción de leche para dedicar este tiempo a ti misma puedes elegir la opción masaje y extracción. A que es practico, ¿verdad?